InstaBET App Descarga nuestra aplicación
Historia de las Carreras de Caballos en México

Apuesta YA desde México

APUESTA YA desde MÉXICO

ENTRA Y EMPIEZA A GANAR

InstaBET.mx | Apuestas


Historia de las Carreras de Caballos en México

19 de Octubre de 2018

La historia de las carreras de caballos en México se remonta hasta épocas de la colonia. Según el historiador William Beezley, todo empezó con el desembarco de Hernán Cortés en las playas de Veracruz, una semana santa de 1519.

Cortés, como una manera de impresionar a los mensajeros de Montezuma, ordenó a varios de sus jinetes a correr a diferentes puntos definidos por el conquistador, a razón de demostrar la rapidez y el temple de los caballos, animales que hasta ese momento eran desconocidos por los locales.

Las Carreras de Caballos en México

Las Carreras de Caballos en México como las Conocemos Hoy en Día

Para ver las carreras de caballos en su etapa contemporánea, tenemos que viajar hasta la época después de la Independencia de México. Diplomáticos británicos y estadounidenses residentes en el país buscaban implementar las tradiciones de sus respectivos países, solicitaron la construcción de pistas ovaladas para la práctica de las carreras de caballos.

Aunado a la construcción de las pistas, los británicos y estadounidenses pidieron que se elaborara un registro genealógico de los caballos, y así poder determinar, basados en su linaje, cuáles ejemplares eran los más aptos para correr en dichas pistas.

Las carreras de caballos en México continuaron su crecimiento, hasta llegar a su etapa madura en la época del Porfiriato, momento en el cuál las carreras de caballos ya eran altamente populares para la sociedad mexicana. Para finales del siglo XIX, la aristocracia mexicana solía reunirse en el ya establecido Jockey Club y Piñon Turf Exchange, a beber y fumar cigarros, acompañados de charlas emocionantes de los caballos, apuestas y organización de eventos y carreras.

El Salto al Profesionalismo y los Hipódromos

Las carreras de caballos en México ya estaban establecidas como un evento social, especialmente entre la alta sociedad mexicana de esas épocas, sin embargo algo faltaba para terminar de asentar el deporte.

Fue entonces, cuando el 23 de abril de 1882 se inaugura el Hipódromo de Peralvillo en el poniente de la Garita de Peralvillo. Con una capacidad total de 4.720 personas, El Hipódromo de Peralvillo se convirtió en el primer hipódromo formal de México, dando un salto gigantesco hacia el profesionalismo del deporte en el país. El hipódromo estuvo en pie hasta el año 1913.

En el año 1910, específicamente un 23 de Octubre, se inaugura el Hipódromo de La Condesa, una obra que fue impulsada por el Jockey Club mexicano. Este hipódromo fue creado para reemplazar al Hipódromo de Peralvillo por razones geográficas, ya que se encontraba más cercano al centro de la ciudad de México. El Hipódromo de la Condesa estuvo en pie hasta el año 1924, cuando pasó a ser una colonia residencial.

Un Pequeño Bache en la Historia

Con la desaparición del Hipódromo de la Condesa y el Hipódromo de Peralvillo, en los años 30’s y 40’s parecía que la historia de las carreras de caballos en México había llegado a su fin. Sin embargo es en 1943 cuando el presidente «Caballero», General Manuel Ávila Camacho se une a Bruno Pagliai para edificar un monumento al deporte, y es un 6 de Marzo de 1943 cuando se inaugura el imponente Hipódromo de las Américas, el cuál es el único hasta el día de hoy que se mantiene en pie y funcionamiento.